30 agosto 2012

Se busca


13 comentarios:

  1. Cerca de la esperanza, entre la rabia y junto a la pena. Por ahí creo que dejé la mía :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás anden juntas, la tuya y la mia... si la veo te aviso ;)

      Eliminar
  2. Es muy cierto esto y casi siempre está en nuestras narices.

    ResponderEliminar
  3. Nunca la pierdo; Quizás sólo es opacada por la duda, pero NUNCA la pierdo... :B

    ResponderEliminar
  4. Buuuu! Estoy segura de que me la fumé

    ResponderEliminar
  5. la mía la perdí hace un tiempo pero hoy la encontré en la sonrisa de "viejo sin diente" de mi pequeño sobrino =)

    ResponderEliminar
  6. Parece que a todos nos pasa a veces... u.u

    ResponderEliminar
  7. Ohhh, que fantásticos como logras dibujar las emociones!!.

    ResponderEliminar
  8. Perdí la fe cuando hospitalizaron a mi abuela (ella nunca se enfermaba) y creí que Dios nos castigó por algo, pero gracias a mi novio la recuperé

    ResponderEliminar